¿Qué es el nuevo impuesto digital (IVA Digital)?

Es el impuesto a los servicios digitales prestados por empresas sin domicilio en Chile.

 

¿Qué servicios están afectos a este nuevo impuesto?

  • El suministro o entrega de contenido de entretenimiento digital (vídeos, música, juegos, etc) a través de descarga o streaming (Netflix, Spotify etc).
  • La puesta a disposición de software, almacenamiento, plataformas o infraestructura informática (Dropbox, OneDrive, iCloud).
  • La publicidad, con independencia del soporte o medio a través del cual sea entregada, materializada o ejecutada (Promociones en Facebook, Instagram).
  • Servicios de intermediación donde se contacten dos personas (Airbnb).
  • El reparto y comisiones de plataformas de delivery (UberEats Cornershop, Pedidos Ya).

 

¿Qué ocurre si mi empresa no está afecta a IVA, debo pagar este impuesto?

Si tu empresa no está afecta a IVA, deberás informarle a tu proveedor internacional de esto y no tendrás que hacer ninguna otra acción. El IVA tendrás que pagarlo y te lo cobrará directamente el proveedor extranjero aumentando en un 19% el valor de los servicios que ya pagabas.

 

¿Qué pasa si mi empresa está afecta a IVA?

SI tu empresa está afecta a IVA, debes informarle a tu proveedor extranjero y será tu obligación informarlo e ingresarlo en las compras de tu Registro de Compra Venta para que lo declares en tu F29. Para ingresarlo al Registro de Compra Venta, debemos emitir una factura de compra a nuestro proveedor extranjero usando el TaxID que le asignó el SII al tipo de cambio de la fecha de la Invoice. De esta forma el IVA pagado al proveedor extranjero podremos usarlo como crédito en nuestra  propia declaración.

 

Me pregunta mi proveedor extranjero si estoy exento de impuesto adicional, ¿qué es eso?

Vamos por parte:

Impuesto Adicional:

Cuando una empresa chilena paga una licencia de software a un extranjero, o utiliza un software por internet, o contrata publicidad en Google, o contrata una asesoría, contrata un técnico para que venga a realizar un trabajo en chile en forma temporal, o pide un crédito en el extranjero o paga un royalties por el uso de una marca, etc. servicios que serán usados en Chile, debe considerar que el proveedor extranjero que percibirá una renta de fuente chilena deberá pagar un impuesto al estado chileno por esa renta. Esto también incluye los dividendos o retiros de utilidades que el extranjero perciba desde Chile.

Este es el impuesto adicional y las tasas fluctúan entre 0 y un 35% dependiendo del tipo de servicio y de si existen convenios para prevenir la doble tributación con el país destinatario de la renta.

Se debe tener presente que la obligación de pagar este impuesto es la empresa chilena que paga la renta. Si la empresa chilena no lo hace, ante una fiscalización este impuesto se le cobrará a él.

También debe considerarse que este es un impuesto de retención, por esto si la tasa es un 35%, este porcentaje se debe calcular sobre el monto de la factura y remesar la diferencia al extranjero.

 

Exención del Impuesto Adicional

Pero también existe una exención para no pagar o no retener este impuesto cuando se trate de servicios digitales.

Los pagos realizados por empresas con contabilidad completa cuyo promedio anual de ventas no exceda de 100.000 UF, por la prestación de servicios de publicidad en el extranjero y por el uso y suscripción de plataformas de servicios tecnológicos de internet, a empresas no domiciliados en Chile, estarán exentos del impuesto adicional según lo establece el Artículo 14 F de la Ley de la Renta. Esto también debe ser informado al proveedor extranjero.

Si tus ventas son superiores a 100.000 UF deberás pagar el impuesto adicional a través de formulario 50. También deberás informar de esto a tu proveedor extranjero.

Dejar una Respuesta