Dirigido a Pymes o contribuyentes individuales, El régimen de renta presunta se creó al estimarse que determinados contribuyentes de los rubros agrícola, minero y de transporte tenían dificultades para cumplir con los requisitos contables y de información necesarios para demostrar sus verdaderas utilidades. Así, estas empresas pagan sus impuestos según lo que la ley determina y no necesitan demostrar cuánto ganaron, como el resto de los contribuyentes.

Tributar bajo sus reglas resulta más simple y disminuye en gran medida la carga de obligaciones que la ley exige, beneficios acarreados de acogerse al sistema de Renta Presunta.

Quiénes pueden acogerse

  • Personas naturales que actúen como Empresarios Individuales.
  • Empresas Individuales de Responsabilidad Limitada (EIRL).
  • Comunidades.
  • Cooperativas.
  • Sociedades de Personas.
  • Sociedades por Acciones (SpA), conformadas por comuneros, cooperados, socios o accionistas personas naturales.

Sin embargo, la ley establece un requisito para que los contribuyentes señalados anteriormente se puedan acoger a la Renta Presunta. También se fijó un requisito adicional, que es que los contribuyentes pueden acceder a este régimen atendidas las condiciones en que desarrollan su actividad, Esto quiere decir que no cualquiera puede acogerse, solo los que realmente necesitan un régimen de este tipo.

Dejar una Respuesta