Si analizamos la situación laboral actual, evidenciamos un escenario de inestabilidad importante a nivel mundial. La tasa en la que se crean nuevos empleos es inferior a la oferta de mano de obra existente, razón la cual, el porcentaje de desempleo de los países se incrementa de forma progresiva, disminuyendo también la calidad de los empleos existentes.

Entonces, ¿qué deberíamos hacer? Aunque el panorama no luce favorecedor para quienes buscan un empleo formal y seguro, existen buenas oportunidades de crecimiento al emprender un negocio propio.

Razones para crear una empresa

A continuación, te presentamos un listado que resume las siete principales razones por las cuales resulta una buena idea crear una empresa.

1.      Las empresas generan empleo

Puede que en principio los emprendimientos sean pequeños, pero con la gestión adecuada, este puede crecer exponencialmente y convertirse en un proyecto con la capacidad de generar nuevos empleos. En lugar de quedarnos esperando por el trabajo perfecto, podríamos crear nuevas fuentes de empleo con las condiciones adecuadas.

2.      Siempre hay oportunidades en el mercado

Ciertamente, podemos notar cuales sectores empresariales se encuentran en baja, pero al mismo tiempo existe una gran cantidad de sectores emergentes en los cuales se puede incursionar. Parte de la tarea del empresario o emprendedor es detectar estas nuevas oportunidades de negocio y rentabilizarlas, innovando hasta conseguir el éxito.

3.      Ser tu propio jefe y vivir de algo que te apasiona

Este es sin duda uno de los clichés más grandes dentro del mundo del emprendimiento, pero no por ello deja de ser cierto. Al crear una empresa es posible ganar mayor libertad de la que tendríamos como empleados de una organización, pero esto no implica trabajar menos, ya que seremos responsables de tomar decisiones que afectarán el rumbo del negocio.

4.      Mayores ingresos

Dependiendo del sector, la inversión, la capacidad de gestión y las estrategias aplicadas, una empresa propia tiene el potencial de crecer y generar beneficios superiores a los que se podrían obtener mediante un trabajo en relación de dependencia. Además, cuando haces algo que te apasiona, es posible luchar mucho más y mantener la motivación en situaciones de adversidad.

5.      Oportunidad en tiempos de crisis

En momentos de crisis, lo peor que podríamos hacer sería quedarnos de brazos cruzados. Crear una empresa puede significar crecimiento profesional y personal, ya que emprender representa una serie de retos que estimulan nuestra capacidad de innovar, resolver conflictos y detectar oportunidades, incluso en tiempos de crisis.

6.      Acceder a financiamiento y ayudas estatales

Cuando se crea una empresa sólida, no importa su tamaño, se tiene la oportunidad de acceder a fuentes de financiamiento y programas de ayuda por parte del estado. Esto serviría para hacer crecer el proyecto de manera exponencial, expandir el área de influencia de la empresa, incursionar en nuevos sectores y en el proceso, generar nuevas oportunidades de empleo.

7.      Aprender cosas nuevas todo el tiempo

El mundo del emprendimiento es increíblemente dinámico, por lo que los empresarios suelen tener la oportunidad de aprender cosas nuevas todos los días, dominando nuevas habilidades relacionadas con las diferentes áreas que componen el modelo de negocios que dirigen. Esto se distancia mucho de la monotonía habitual que caracteriza a los empleos formales.

Dejar una Respuesta